Ingeniería civil en Colombia: el viaducto del  Gran Manglar

ingenieria civil en colombia

Ingeniería civil en Colombia: el viaducto del  Gran Manglar

Si hablamos de la ingeniería civil en Colombia tenemos que hablar  del viaducto del  Gran Manglar, también conocido, como viaducto de la Paz, forma parte de la infraestructura vial del tramo Cartagena-Barranquilla. El viaducto se levanta sobre la ciénaga de La Virgen y es el mayor de Colombia con 5,4 km de longitud. Este alarde de ingeniería es el fruto de la  colaboración entre MHC (Mario Huertas), Constructora Meco, Constructora Colpatria y Castro Tcherassi.

¿Quién es “Súper Mario”?

Mario Huertas Cotes, ingeniero javeriano con 45 años de experiencia en construcción de infraestructura vial y presidente de la empresa MHC, es uno de los mayores contratistas de personal de Colombia. Su empresa está especializada en construcción pesada y obra pública, con una metodología de trabajo basada en tres pilares:

  • Estudio detallado del proyecto y optimización de cada aspecto técnico y financiero (para asegurar fondos a largo plazo).
  • Economía de escala para generar ahorros sin afectar la calidad. Por ejemplo, mediante la reutilización de encofrados o el empleo de la misma técnica constructiva en puentes o viaductos.
  • Elección de socios idóneos en proyectos de envergadura para distribuir mejor los riesgos y el aporte de capital.

Mario Huertas Cotes deseaba ejercer como médico, pero un retraso en la entrega de los resultados de admisión a la Universidad del Rosario, lo impulsaron a estudiar ingeniería civil en la Universidad Javeriana. En 1975 funda su propia empresa: Mario Huertas Cotes Ingeniería (MHC). La empresa crece durante los años 70 y 80 gracias a la optimización de los costos de los proyectos y la creatividad para la resolución de los desafíos técnicos.

En 1994, Huertas Cotes obtiene su primer premio nacional de ingeniería, el segundo en 2012 con el túnel de El Cune, y en 2019 el tercero, con el viaducto de la Paz (viaducto del Gran Manglar), objeto de este case study.

MHC logra concesiones viales de Sabana de Occidente y Devimed, así como ciertos tramos de TransMilenio, entre otros contratos. En 2014, MHC alcanza otro hito al obtener tres concesiones de 4G. Una de ellas, el tramo Cartagena-Barranquilla, incluye la construcción del citado viaducto del  Gran Manglar.

Ingeniería civil: características del viaducto de la Paz

El viaducto forma parte del proyecto 4G Circunvalar de la Prosperidad, en la región Caribe. Se busca añadir una segunda carretera a la Vía al Mar y mejorar la conectividad en sentido Cartagena-Barranquilla.  Con dos carriles y 5,4 km de longitud, el viaducto reduce a la mitad la duración del recorrido entre ambas ciudades.

Construido entre 2016 y 2018, se emplearon en el viaducto 6.318.500 Kg de acero estructural y 69.398 m³  de concreto de alta resistencia: de 8000, 7000 y 5000 psi, y de 4000 psi para las barreras New Jersey. Este tipo de concreto garantiza un largo ciclo de vida en ambientes salinos, como el de la Ciénaga.

El principal desafío de la obra era la preservación de los manglares y ejercer un mínimo impacto de la obra en la Ciénaga de la Virgen. La solución se basa en el método constructivo Top Down, que no necesita un dragado previo, ni terraplenes, ni accesos temporales a la obra.

Método constructivo Top Down en el viaducto del  Gran Manglar

El método Top Down es un desarrollo de la empresa australiana Airey Taylor Consulting para construir líneas de metro en zonas urbanizadas. El Top Down permite comenzar a utilizar las vías a nivel restante mientras sigue la construcción bajo restante.

Con esta técnica, los niveles subterráneos se construyen a medida que se completa la excavación. Por tanto, la obra se desarrolla en sentido contrario al método tradicional de construir de abajo hacia arriba. Como las estructuras sobre el nivel del suelo se realizan simultáneamente con las estructuras subterráneas, se minimiza el tiempo de construcción.

Cuando no se pueden emplear grúas convencionales se utilizan cimbras autolanzables o vigas de lanzamiento, que consisten en un tipo de grúa pórtico que se instala sobre el viaducto y puede cubrir luces de hasta 75 metros.  En el viaducto del  Gran Manglar, los elementos estructurales prefabricados se instalan mediante un equipo especial de lanzamiento de vigas y elementos estructurales prefabricados en tierra.

En la obra de ingeniería civil en Colombia se usan dos vigas lanzadoras, cada una en un costado para acelerar la construcción. Las vigas lanzadoras se emplean  para hincar los pilotes y ubicar las vigas prefabricadas, a un ritmo mensual promedio de 5 tramos de puente de 37 metros de longitud. Gracias al sistema, se minimizó la intervención sobre el manglar en un 94%, y sobre el terreno de la Ciénaga de la Virgen en un 98%.