Eficiencia energética en edificios sustentables

Eficiencia energética en edificios

Eficiencia energética en edificios sustentables

La bioconstrucción, o edificación sustentable con eficiencia energética, es una tendencia arquitectónica de reciente instauración en Latinoamérica. Los edificios sustentables se plantean para reducir el impacto ambiental durante su edificación y durante el uso del inmueble.

El primer edificio sustentable en el Perú se construye el año 2015 en la Municipalidad de Miraflores. Hoy existen más de 60 edificios sustentables en territorio peruano, y 170 pendientes de obtener la certificación.

Edificios con eficiencia energética en el Perú

Estos edificios maximizan el uso del a luz natural, poseen aislamiento del frío el calor externo, disponen de sistemas para reciclar sus residuos y de reutilización del agua. El planteamiento se basa en minimizar el gasto energético y las emisiones, y aportar calidad de vida a las personas residentes o trabajadores en el edificio.

El edificio pionero de Miraflores es el Centro Empresarial Leuro. La certificación sustentable de edificios tiene varios niveles, y el Centro Leuro obtiene la más alta calificación existente a nivel mundial: la LEED Platinum del U.S. Green Building Council. En la actualidad, sólo 15 edificios en Sudamérica ostentan la distinción LEED.

El Centro Empresarial Leuro se ubica frente al Parque Reducto Nº 2, en el cruce del Paseo de la República y Benavides. Se trata de un edificio de 17 pisos, 8 sótanos y 700 plazas de estacionamiento. A las especificaciones estándar de sostenibilidad, suma que se ubica en un espacio que reduce su impacto ambiental, y se plantea su construcción con materiales locales y reciclados.

Eficiencia energética en edificios mediante aislamiento térmico

La reducción del consumo energético constituye la clave del edificio sustentable, y el ahorro de energía recae en los sistemas de aislamiento térmico exterior.

El aislamiento reduce el uso energético en la climatización (electricidad para aire acondicionado y otros combustibles para calefacción). En un círculo virtuoso, el menor gasto energético implica que se producen menos emisiones por partida doble: para generar la energía y al consumirla el usuario final.

Un sistema aislante se basa en la rotura del puente térmico. Significa que el cerramiento debe evitar que exista intercambio de temperatura entre el interior y el exterior de un edificio, o cámara frigorífica, o cuarto de servidores (que requieren su propia climatización), etc. El objetivo se logra mediante paneles que constan de dos capas rígidas en el exterior, y un núcleo de material aislante en el interior.

El sistema de aislamiento de fachadas consta de cerramientos que se pueden instalar en posición vertical u horizontal, con paneles de lana de roca, paneles sándwich con núcleo de poliuretano (PUR) o de poliisocianurato (PIR). También se fabrican paneles aislantes para techos y con acabado exterior teja tradicional tipo sándwich.

El núcleo puede adaptarse a las especificaciones constructivas: paneles frigoríficos, paneles de lana de roca, paneles resistentes al fuego, paneles aislantes térmicos y otras configuraciones.