Factores que influyen en el precio de una nave industrial

NAVE INDUSTRIAL PERÚ

Factores que influyen en el precio de una nave industrial

El proceso de construcción de una nave industrial en Perú ha ganado flexibilidad por los avances tecnológicos y en ingeniería de materiales. En las naves actuales se combinan las necesidades logísticas y productivas de las empresas, junto a funciones publicitarias y de imagen corporativa. Los diferentes acabados de los paneles de fachada permiten incorporar criterios estéticos a los proyectos de construcción industrial.

Características de las naves industriales en el Perú

Un galpón o nave industrial es un edificio de una sola planta con un entrepiso para oficinas. Para la construcción de una nave industrial se utilizan estructuras prefabricadas, como vigas y pilares de hormigón armado, perfiles metálicos y muros cortina laterales de paneles prefabricados.

Las vigas y perfiles garantizan techos con grandes luces, y a menudo incluyen la inserción de claraboyas para permitir el ingreso de luz natural. La mayoría del espacio interior de una nave se aprovecha de forma horizontal para el proceso de producción de la empresa. Las superficies restantes sirven, como áreas de servicio, oficinas, laboratorios, etc.

El desarrollo de polígonos industriales al sur de Lima incrementa la demanda de edificios industriales. En el mercado peruano destaca la utilización de estructuras metálicas para la edificación industrial. Se busca una estructura más liviana que el concreto, y que ofrezca amplias luces con un menor número de apoyos.

Un factor que influye en el precio de construcción de una nave industrial son las especificaciones de seguridad: un galpón donde no existe circulación de personal puede diseñarse con materiales más básicos que las naves industriales, que necesitan cerramientos especiales y estructuras robustas.

En las regiones del norte y el sur del Perú, las empresas exportadoras de productos agrícolas demandan naves industriales cerca de los sembríos. En esta modalidad de naves se realiza el procesamiento y packaging de frutas y verduras. Las naves cuentan con especificaciones de sanidad agroalimentaria, cámaras frigoríficas, etc.

Los clientes peruanos de estas zonas en expansión eligen la modalidad de naves llave en mano, es decir: que la constructora se encargue del proyecto, fabricación e instalación del cerramiento.

Precio de construcción de una nave industrial

Las naves son edificios que deben cumplir normativas muy exigentes para la seguridad de personas y maquinaria, circulación de mercancías, eficiencia energética, etc.

El costo de construcción de una nave industrial varía en función de múltiples parámetros, que abarcan desde las dimensiones, las técnicas de construcción y el diseño. A modo de resumen, destacan los siguientes:

  • Lugar de instalación. Cuanto más lejos esté del centro de procesamiento, más afectarán los costos de transporte y mano de obra.
  • Terreno donde se realiza la construcción: tipo, resistencia, pendiente, drenaje, etc.
  • Evaluación geológica del sitio. Imprescindible para identificar problemas críticos, como la frecuencia e intensidad de la actividad sísmica. Como una aproximación, adaptar la resistencia estructural de una nave en un área sísmica puede incrementar el precio entre un 20 y 30%.
  • Uso previsto de la nave. Por ejemplo: el costo de una nave industrial agrícola destinada a cobertizo de vehículos será considerablemente más bajo que una nave industrial destinada al procesamiento de materiales inflamables, donde solo las medidas de protección y prevención de incendios pueden incrementar el presupuesto en un 30%.
  • Material utilizado: cemento, panel sándwich, mampostería, madera o acero.
  • Dimensiones de la nave. En términos generales, cuanto mayor es la superficie, menor es el costo por metro cuadrado. La reducción de precio obedece, tanto por razones relacionadas con los costos de producción, y porque otros costos, como los de diseño, se extienden en un mayor número de metros cuadrados.

Cargas accidentales y cargas permanentes

Una nave industrial está sujeta a cargas de distinta naturaleza, que requieren distintas especificaciones constructivas (que influyen en su coste).

  • Las cargas permanentes, como los pisos, pueden tener varios usos y se necesitan de mayor o menor robustez. Por ejemplo: un ático para uso de oficina tendrá que soportar unos 200 kg / m², y un ático para uso de almacén debe aguantar unos 600 kg / m².
  • Las cargas accidentales, como la nieve acumulada en la cubierta, o la acción del viento, pueden cambiar de forma significativa las características dimensionales de los perfiles utilizados.

Los suelos de la nave, según el uso previsto, puede adoptar configuraciones especiales, como:

  • A prueba de polvo, por ejemplo en el caso de las compañías farmacéuticas y alimentarias.
  • Alta resistencia, para el manejo de elementos particularmente pesados.
  • Antideslizante para el cumplimiento de normas de seguridad específicas.
  • Antiácido para la industria química.
  • Rangos de tolerancia de planeidad de pavimentos y solados para los almacenes automatizados.

Las naves industriales son edificios diseñados para satisfacer las necesidades de producción de las empresas. Debido a su especialización, incorporan características particulares constructivas, estructurales y técnicas que influyen de forma decisiva en el coste del proyecto.