Torre del Banco de la Nación: un hito de la arquitectura peruana

Banco de la Nación en Perú

Torre del Banco de la Nación: un hito de la arquitectura peruana

Con fecha de 2020, la Torre Banco de la Nación es el rascacielos más alto del país, con 30 plantas y 140 metros de altura. El edificio es un diseño del maestro peruano Bernardo Fort-Brescia, del estudio Arquitectónica International Corporation. Cabes destacar que, de los cuatro edificios más altos del Perú, tres salieron del estudio de Fort.

La Torre Banco de la Nación se ubica en el distrito limeño de San Borja, en la esquina de las avenidas de la Arqueología y Javier Prado Este, junto a la estación del metro La Cultura. En el desarrollo urbanístico de la zona destacan el futuro Centro de Convenciones de Lima, aledaño al Teatro Nacional de Lima, la Biblioteca Nacional y el Museo de la Nación. La cara oeste de la Torre Banco de la Nación cuenta con una rampa de acceso para vehículos, junto a la entrada del Museo.

Visión arquitectónica de Bernardo Fort-Brescia

Bernardo Fort-Brescia y su esposa Laurinda Hope Spear, entre otros arquitectos, fundan en 1977 el estudio Arquitectónica International Corporation. Desde entonces, con Fort y Hope en la dirección, Arquitectónica se convierte en un referente mundial con la realización de más de 1.800 proyectos de construcción en 60 países

El estudio Arquitectónica no encaja en un patrón definido de proyecto: desde paisajismo, a diseño urbano e interiorismo; desde edificios residenciales, a institucionales y obra pública; desde proyectos grandes, a pequeños. “Si tenemos una llamada de un lugar interesante, lo hacemos”, afirma Bernardo Fort.

La arquitectura, según palabras de Bernardo Fort-Brescia: “Es una profesión altruista que nadie escoge para hacer negocios, sino por convicción de que puede mejorar la sociedad. No hay mayor satisfacción que esa”.

Dentro de esa concepción, Bernardo Fort-Brescia incide sobre el contenido de un edificio, como esencia inspiradora del diseño arquitectónico: el exterior debe reflejar lo que ocurre en el interior. Desde ese punto de vista, el maestro peruano anima a buscar soluciones creativas y a explorar nuevas tendencias.

Torre Banco de la Nación, el edificio más alto del Perú

El proyecto de la Torre Banco de la Nación, objeto de este análisis, constituye un nuevo hito de una carrera tan exitosa, como inabarcable en el corto espacio disponible en este texto. Baste recordar que, en 1988, Bernardo Fort y Laurinda Hope reciben el premio Hexágono de Oro, máximo galardón de Colegio de Arquitectos peruanos, por su proyecto de la Nueva sede del Banco de Crédito del Perú.

Características constructivas

La Torre Banco de la Nación, también llamada: Edificio Hito Cultural, es un rascacielos de oficinas que sirve, como sede institucional del Banco principal de Perú. Ocupa una parcela de 3.815 m² y sus 30 pisos y 4 sótanos abarcan un total de 66.580 m². Los sótanos ofrecen capacidad de aparcamiento de 254 vehículos.

El concepto de la torre es un diseño de dos columnas en forma de cuña inclinadas 2 grados hacia el exterior. La fachada, en muro cortina de cristal insulado semirreflejante, potencia el aprovechamiento de la luz natural en el edificio.

El frontis de la torre, orientado hacia la av. Javier Prado, cuenta con la seguridad de unos bolardos con la forma de letras que conforman el nombre del Banco y dos láminas de agua, como barrera suplementaria. La entrada principal se encuentra en dicha cara del edificio, y las secundarias por la av. Arqueología y un pasaje junto al museo. El hall de entrada cuenta con tres alturas (15 metros) y dos recepciones en ambos accesos.

El flujo de personas se regula mediante 12 ascensores (con controles de acceso por tarjeta) otros dos ascensores panorámicos y dos montacargas. Los 12 ascensores, distribuidos en dos baterías de 6, son los más rápidos del país, con una velocidad de 4 metros por segundo.

El rascacielos dispone de helipuerto y un sistema de 16 disipadores de energía sísmica, entre los pisos 23 y 30, para mitigar las vibraciones en los pisos superiores en caso de sismos.

Primer edificio peruano con certificación LEED

La constructora Cosapi, a cargo del proyecto, presupuesta su coste en más de 150 millones de dólares. La obra se concluye en un tiempo record de 35 meses y la Torre se inaugura en 2015. El diseño de Fort-Brescia para Cosapi destaca por su avanzada ingeniería, que lo convierte en el primer proyecto peruano con certificación LEED nivel Silver.

Este sistema LEED de certificación (Leadership in Energy & Environmental Design) lo desarrolla el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos, y reconoce las cualidades que cumple un edificio en cuanto a eficiencia energética, calidad ambiental u optimización del agua, entre otros parámetros de sostenibilidad.

La rapidez de la construcción, unos 20 meses, es posible gracias a innovaciones, como la metodología de trabajo fast-track. El sistema consiste en unificar en paralelo el trabajo de ingeniería, diseño, construcción y control de procesos, mediante las tecnologías BIM (Building Information Modeling), REVIT, Last Planner y Lean Construction.

En la ejecución de la obra se usa por primera vez en Perú el sistema de encofrado deslizante, con ahorro en horas de trabajo, costes y, más importante, un alto nivel de seguridad laboral. La empresa Cosapi mereció por esta obra el Premio a la Innovación en Edificaciones a la empresa de ingeniería y construcción que otorga la Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO).